Hosting De Calidad desde 4,95 euros

Hosting Wordpress 4,95 euros

Hosting De Calidad desde 4,95 euros

Hosting Wordpress 4,95 euros

Este sitio utiliza cookies propias y de terceros. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK Más Información.

"Parodia" HarryPetas

  • 1 Respuestas
  • 461 Vistas

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

*

Succubus

  • Überperrus
  • *
  • 2239
  • Sexo: Femenino
    • http://succubus-soul.blogspot.com/
"Parodia" HarryPetas
« en: 05 de Febrero de 2006, 15:10:28 pm »
Citar
Era verano, hacía un calor que se cagaba la perra debajo de la habitación de la escalera.

Allí vivía Harry Petas, un niño extraño, solitario, con una cicatriz en la frente. Vivía en casa de sus tíos, Vernon y Pezuña. Por alguna extraña ciscunstancia, odiaban a Harry.

Aquella mañana Vernon llamó insistentemente a la puerta de Harry.

- Cooooooooo, que nos vamos a Zaragozá!
- ¿Puedo ir con vosotros, tío Vernon?
- No, que hueles peste.

Y era cierto. En aquel antro de 2x2 olía a tigre que era un gusto.
Mientras Vernon, Pezuña y su primo veían Van Helsing en el centro Augusta, Harry Petas se aburría en su garitucha. A veces jugaba a que era un gran mago y abría la cerradura, pero nunca lo conseguía. Así que frecuentemente se vestía de mujer.

De pronto, una carta pasó por debajo de la rendija de su puerta.

- Coño! del BBV - exclamó Harry -.

Un pequeño palito pasó por debajo de la puerta, agarró la carta y volvió a sacarla.

- Ostiaputa que esa es la mía - se oyó susurrar -.

Otra carta pasó por debajo de la puerta, esta con un extraño membrete en rojo carmesí.
Harry Petas cogió el sobre. "Pa Harry Petas" ponía en el remite.

- Soy yo - dijo -.

Y la abrió.

- Invitación personal pal Harry Petas en Joguarns, pal curso, que empieza en sí en 2004/2005 - leyó -. Joder, pa mí.

La puerta subitamente se abrió. Alguien detrás le había pegado una patada. La madera retrocedió e impactó en la cara de Harry, que echó a sangrar.

- Buah, - le dijo una enorme figura que asomaba - lo siento chaval, pero ej que mesabía agotao la pacencia. Vamos u que?
- Ande?
- A Joguarns.
- ¿Y mi tío?
- Tu tío es un hijoputa. Vamos a Joguarns questá que te cagas.

Antes de partir apareció su tío, con al menos dieciséis bolsas del Carrefour en sus brazos.

- Hagrid! - exclamó -.
- Tronco! - dijo éste -. Me llevo al Petas.
- No, - se interpuso - al petas no te lo llevas, lo tenemos encerrado porque lo lleva en la sangre, si lo dejamos ir, se liará petas igual que lo hacía su padre.

Hagrid se colgó de las bolsas del carrefour y echó el peso encima.

- Ah, cabrón!
- Q'el Harry se viene ostias!

Así salieron los dos, hacia la aventura.

- ¿Ahora dónde vamos, Hagrid?
- De comprás, al callejón Delcopón.
- ¿No podemos ir a Zara?
- No
- Vale

Hagrid, hasta los huevos del Petas, esperaba afuera de la tienda. Varios minutos después, Harry apareció.

- ¿Qué pasa macho, que te ibas a quedar a dormir u que?
- Mira Hagrid, me he comprado, una varita mágica, un buho que se caga mafalda y un bolso... a juego con el Buho!
- ¿Pero tú usas bolso?
- Ay hijo... yo que sé...
- ...quejoderselniñodelhaba - murmuró -. Hala, mira, toma, aquí tienes tu billete, es en la estación del portillo, en el andén 3 y dos cuartos cuando equis tiende a cero.
- Pf, no sé cual es ese.
- Tu es que eres tonto chaval. Anda, sube en la burra esta que vuela que te llevo yo. Pero primero tengo que pasar pol BBV a hacer unas gestiones.

Hagrid le dio gas a su bultaco alada y ambos desaparecieron del lugar. Poco más tarde, llegaban al banco. Hablaron con un tipo extraño...

- ¿Es un gnomo? - preguntó Harry -.
- No coño, es el Nicasio; es así.
- Ahm.

Los condujo por sinuosos pasadizos, por cavernas donde apenas había iluminación...
- Sabej que pasa? - dijo - que como el Florentino se ha gastao toa la pasta en el Beckham los obreros han hecho huelga y no vienen.
- Hijoputa.
- Pues sí. Su caja es esta.
- La 506?
- No, esa es del señor Coronado. La suya es la 507. Tome la llave.

Hagrid abrió la caja, aspiró profundamente y exclamó...

- Ahhhhhmmm, qué gustito.
- ¿Qué hay ahí Hagrid? - preguntó Harry -.

Hagrid cerró la caja de golpe.

- Anda, cállate y tira pa la moto que aún te doy dos guayas.
- Pero...
- Ni peros ni peras y no digas nada al Dambeldor que huele peste.
- ¿Que huele peste?
- Si. Hala, camina.

Por fin llegaron a Joguarns.

- Dehame algo de Ron, Wisly.

Wisly se estaba trincando botella y media de Rhumba, cuando conoció a Harry.

- Me llamo Harry Petas.
- Harry Petas? el de la cicatriz?
- Si
- A verla
- Chst, calla niño no agobie ar harry - dijo una niña -.

Harry se apartó los pelánganos grasientos que cubrían parte de su frente y mostró su cicatriz.

- Ahhhhhh, mola! cojonudo que tiene forma de canuto! me llamo Wisly, y esta chocha es Amparo.
- Niño ¿me quiere dehá que hable?, cusha, e verdá que sa sicatrí te l'hiso er vordemor?
- Hí... estoooo, sí.
- Q'ío puta y tu qelisiste?
- Nada, yo tenía dos años.
- Amo que te cagahte la patabaho, no?
- Yo no me acuerdo, era muy pequeño.
- Y a que viene ar Joguarns? quieremporrarte u aprendé a liá shinas?

Alguien interrumpió tan profunda conversación...

- Niños! al salón de actos, el sombrero va a elegir en qué casa poneos.

Harry, Amparo y Wisly fueron para allá.

- Hola, - le dijo un niño rubio con cara de mal dormir - me llamo Draco Malfoy, de segundo Lladó.
- Hola, Malfoy Lladó, yo soy Harry Petas.
- Ya lo sé, te la he visto.
- Coño! - dijo Harry mirándose la bragueta -.
- La picha no imbécil, la cicatriz.
- Ah, mola eh?

Y he ahí que el sombrero empezó a hablar.
Todos pensaron que iban hasta los ojos de alguna sustancia psicótropica ya que les hablaba un gorro raído y pasado de moda según Harry, y se les había presentado un fantasma como "Jake Casi-fumado".

- Sí, sí, - dijo el gorro -. Ahora procederemos a la selección de las casas... como sabéis en Joguarns tenemos la casa de Speedtherin, Tripindorf, Farlopenpuff y Petaclaw... y que todos que se echan a perder, como el Malfoy Lladó acaban en Speedtherín. Asín que procedamos...

Como es de todos conocido, Harry entró en Trippindorf y Malfoy en Speedtherín; en Trippindorf estaban los mayores flipaos. Cuando el sombrero se puso encima de Harry, el niño ladeó la cabeza, violentamente, de un lado a otro, mientras repetía…

- Speedtherin no, Speedtherin no…

El sombrero que notaba un curioso picorcito en los bajos mientras Harry meneaba frenéticamente la cabeza dijo:

- Así que Speedtherin no, ¿eh? Pos ea, te jodes y vas a Speedtherin.
- ¿Sí? Pos ahora me pico y no respiro – dijo el Harry -.
- ‘Sta bien, jodíoniño, vete ande te dé la gana… total, yo soy un sombrero del corte inglés…

Así pues, Harry acabó en Trippindorf, ante la algarabía de sus nuevos compañeros, Amparo Granger, y Wisly que ya se había ganado el apodo de 'Ron' y que se acababa de trincar dos botellas y media de Bardinet, y sus hermanos, Orujo y Jotabé. Orujo era el encargado de guiar a las habitaciones a los nuevos.

Subieron las escaleras precipitadamente.

- Hala kios, que no llego a mi entrenamiento de Kuidich.

Todos los niños subieron follaos por las escaleras… de pronto, uno se cayó y se abrió la cabeza.

- ¡Ostiaputa que se ha descoñao el Longbottom! – exclamó Ron to pedo -.

Orujo se asomó por la barandilla; su hermano Jotabé estaba abajo, viendo al niño…
- ¿Cómo está? – le dijo Orujo -.
- Pa mí que se ha desnucao – dijo su hermano -.
- Que se va a haber desnucao, simple, que eres más simple que el mecanismounchupachús… - dijo Hagrid que pasaba por allí -… s’ha quedao tonto de la ostia, pero vivirá…

Hagrid rebuscó entre sus ropajes, y Harry pudo ver cómo el gigantón abría levemente la caja 507 y dejaba que su intenso aroma se deslizase por las fosas nasales del infortunado Longbottom.; al poco, éste abrió los ojos.

- ¿Qué ha pasado? – dijo -.
- Poj q’el imbécil de mi hermano no te dijo que las ejcaleras se movían y te pegaste un piño gordo.

Harry vio cómo Hagrid se guardaba la caja en su abrigo de nuevo.

- ¿Lo habéis visto? – dijo a Ron y Amparo -.
- Que voy a ver si voy más ciego que pa qué
- ¿Y tú Amparo?
- Hín. Se guardó argo en la ropa.
- Esconde algo.
- Arooooo, la caha.

Orujo pasó por delante de la sala de trofeos de Trippindorf. Ron no podía más. Se apoyó en una vitrina y potó en el cristal.

- PUARRRRRGHHHHHH.
- ¡Ya vé niño, ha eshao toa la papah!
- Trai – dijo Ron quitándole la túnica a Amparo -.

Restregó con fuerza la capa contra la vitrina.

- ¿Pero que hase mamona? – dijo Amparo -.
- Que como me vea mi hermano me la cargo.

Mientras limpiaba los restos de la tortilla que su madre le había escondido en la mochila en el andén del Portillo y que descubrió a medio camino de Joguarns, pudo entrever un nombre tras la vitrina.

- ¡Mira, mira Harry, mira! – exclamó -.
- Ahora qué quieres pesao
- ¡Tu padre era un liador!
- ¿Mi padre?
- Sí tío, Onofre Petas. Liador de la temporada 1974/1975.
- ¡No jodas! ¡Y yo pensando que había trabajado toda su vida en la BP! Volvía a casa apestando a gasolina; luego se cambiaba. Yo lo espiaba, y veía cómo se vestía de mujer… luego yo me fijé y… bah, olvidadlo. Es una historia antigua.

Así que su padre había sido alguien en esta escuela; él trataría de no defraudarlo.
Muy pronto, empezó su primera clase.

- Hola, soy la señora Van Basten, y hoy aprenderemos mazo cosas.
- ¿Veis todas las escobas que tenéis en el suelo?
- Sí
- Sí
- Hí
- Sí

Y muchos más síes.

- Pues es una para cada uno…

Los niños la miraron maravillados…

- ¡Es una Consumer 2000! – exclamaban -.
- Bueno, tú Ron como eres el más andrajoso, toma, una Hacendado 1957. Hala majo.

Las escobas estaban en el suelo.

- Ahora, extended la mano y decid… ¡Arriba! ¡Arriba!
- Arriba
- Arriba
- ¿Se levantan?
- No
- Lo mismo decía mi ex marido… hale, pues cogerla con la mano.
- ¿Y ahora?
- A barrer el patio.

Los niños barrían con ahínco; Harry encontró en el patio una chuleta que algún listo había tirado por la ventana. Sin que nadie se diese cuenta, cogió una brizna de hierba, y la introdujo en un canuto que había formado con la chuleta y la lió.
Por la ventana, el Dambeldor se coscó del asunto y lo metió en el equipo de Kuidich.

El asunto era sencillo; unos tíos haciendo el caballito con sus Eroskis 2000 cogían una pelota y la tenían que encestar en una canasta, mientras otros se lo impedían forrándoles a mamporros. Luego estaba el liador. Soltaban una pelota dorada con alas, que iba volando; el objetivo del liador era pillarla al vuelo y liarse la bola.

A los dos minutos Harry la tenía liada, y a Ron con cara de desesperado pidiéndole una calada.

- Dameeeee joputaaaaa
- Que no tío que no
- Ha sío heniá amo, er nota que pita, er Harry que va a pol la esnich, le sale uno, le sale otro… ío si e que paresía er fen.nando torre… cohe lasnich y se jaser peta. Heniá, amo, a ve que te ponen mañana en er marca. Yo creo que un dó lo meno.

Acabó el partido y ninguno se fue a las duchas.
- Harry ¿t’han disho arguna vé que huele peste?

Los tres se colaron de habitación por el efecto cambiante de las escaleras y entraron en el ala este. Allí, había un gran portón de madera.

- Vamos a ver si hay ron ahidentro tíos – dijo Ron -.

Y abrió la puerta. En esto apareció un perro enorme con tres cabezas, ladrando como un poseso. Ron le dio un mochazo en todo el hocico.

- Calla ya, questoy resacoso.
- Ofú menúo jartón de friskis se tié que comé ese perro! – dijo la niña -.

Ante la imposibilidad de pasar por ahí, volvieron sobre sus pasos. Vieron pasar una sombra corriendo delante suyo, y Harry y Amparo la siguieron. Ron se había quedao sobao en una escalera, cerca del perro.

- No mama, no mama, te juro que esa revista es de coches – decía -.

- Corre Amparo, corre – decía Harry -.
- Ohú niño, que viaeshá la pota yo tambié.. que una con onse año tiene ya su edá…
- ¡Es Hagrid!, lleva algo debajo de su abrigo
- E la tripa, que esta una majá de gordo
- Que no chochona, que no es la tripa.

El pasillo estaba oscuro, al fondo había una tenue luz.

- Harry qu’amí me da canguelo la oscuridá. Que de noshe siempre tengo que dehá la lu der baño porque me cago lapatabaho.
- Calla y sigue.

Allí, vieron cómo Hagrid sacaba un ave de su abrigo; apenas se veía, a contraluz por el fuego de la chimenea.

- ¡Es un fénix! – exclamó Harry -. Es un ave mitológica, dicen que sus lágrimas pueden curar heridas, dicen que pueden resurgir de las cenizas…

De pronto, Hagrid cogió un paraguas que tenía al lado, y se lo metió por el culo al Fénix.

- Wuaaaaaaaaaaaa – gritó el pollo -.

Después lo acercó a la chimenea y se lo zampó pa cenar.

Aquello suscitó una gran controversia en Joguarns y se pensó en suspender todas las clases. Pero Harry se chivó.

- Ha sido el nota ese, el barbas de la bultaco que sodomizó al pollo y se lo jaló.
- ¡No jodas! – dijo el Dambeldor -.
- ¿Pues sí, qué pasa? – dijo éste -.
- A la prisión de Ascabáns. Tomar por culo tu y tus barbas. Que lo pelen y se lo lleven. Pos no se me ha zampao el pollo el tío mierdas este…
- ¡No era un pollo! – gritó Hagrid -…. Es injusto, no era un pollooooooooooooo

Y se lo llevaron. Dambeldor fue a la habitación de Hagrid, junto a Harry y Amparo.

- ¿Fue aquí? – dijo señalando la chimenea -.
- Sí – dijo Harry -.
- Quean senizas… quisás resurha de ella… - dijo Amparo -.

Dambeldor miró tiernamente a la niña. Buscó entre su túnica y con su puño cerrado, le pidió que extendiese su mano. Ella le miró sonriente y abrió la mano. Dambeldor dejó caer una pequeña pieza metálica.

- ¿Qué e ehto? – dijo ella -.
- Es un duro del mundial. Pa ver si te compras un cacho bosque y te pierdes… que va a resurgir ni resurgir…

De pronto Harry observó algo…

- ¡Mirad! – dijo señalando la estantería -. Es la caja 507.
- ¿Ostiaputa y tú como sabes eso? – dijo Dambeldor -.
- Hagrid me llevó al BBV.
- Será imbécil. Le dije que lo metiera en la caixa que nos regalaban una freidora. Dámela.

Dambeldor abrió la caja y sacó de ella, una masa marronácea.

- ¿Qué es eso?
- Una entrada pal Villarreal-Osasuna… ¿a ti qué te parece?
- É una shina Harry.
- No es una china cualquiera – dijo Dambeldor - ¡Es la china filosofal! Es el I-Ching de las chinas, puede revitalizar hasta el cuerpo más chungo… como es el caso.

Dambeldor cogió una ceniza del fénix muerto y la restregó con la china filosofal. Todos la miraban asombrados… De pronto, la puerta estalló en mil pedazos. Una figura emergió de entre las sombras. Su porte era bajito, extraño…

- Pensé que deberías saber esto… - dijo la figura -.
- Quien eres, acércate a la luz – dijo Dambeldor -.

La figura se acercó. Su contorno difuminado fue tomando forma… eran el fénix y el sombrero encima.

- ¡La puta, el fénix! – dijo Dambeldor -. ¿Y entonces a quién le he restregao la china?
- Verás – dijo el sombrero -. Ayer pillamos a un tío rebuscando entre tus cosas en tu despacho. Yo le empecé a increpar desde la estantería y el capullo miraba para todos lados sin saber de dónde venía. Oyó ruido, entonces asustado cogió a Felipe (el Fénix) y lo metió en el armario de los tripis. Entonces se convirtió en Fénix.
- Si hombre... y yo soy el marido de Paco Porras…
- Que sí tron, que se convirtió en Fénix. El que entró fue Hagrid, y yo le chivé que el pollo ese era el que estaba revisándote las cosas, y el Hagrid lo trincó y le dijo que le iba a meter un paraguas por el culo y lo iba a hacer al ast.
- ¿Coño imbécil y porqué no me has avisado antes?
- Mírame, soy un sombrero, no tengo patas… Tenía a Felipe en el armario de los tripis to loco dando vueltas; decía que era un teletabi… el azul. Cuando se le pasó la caraja me monté encima y vine a por ti.
- ¿Y quién era el que estaba allí? ¿a quién he resucitado?
- Coño sí… - dijo el sombrero -… si lo tengo en la punta de la lengua… joder, si es que como no debe ser nombrado se me ha olvidao.

Se oyó una palmada…

- Cusha, er vordemor – dijo la niña -.
- ¿He resucitado a Lord Voldemort? – dijo Dambeldor -.
- Exacto, dijo una voz desde la chimenea, pensé que tenías tú la china filosofal, y te confieso que me iba a liar un petaputamadre si la encontraba, pero me equivoqué. No pensé que ese Hagrid, cuyo cerebro no excede considerablemente el tamaño de una nuez, podría tener tan preciada posesión, pero vengo aquí, dispuesto a…
- ¡PLOF!
- dispuesto a…
- ¡PLOF!
- dispuesto a…
- ¡PLOF!

Voldemort cayó al suelo inconsciente. Harry le había dado una buena sarta de paraguazos. Olisqueó la punta del paraguas y comprobó que efectivamente, era la segunda vez que se le derrotaba con él.

- ¡Te ha enfrentao ar vordemor! – dijo Amparo -.
- ‘Ste pavo se enrollaba más que la Larús – dijo Harry -. Me recordaba a mi tío el maño.

Y así fue, cómo el niño de la estirpe de marihuana en su frente, aquel que había derrotado dos veces a Voldemort, salió de nuevo victorioso. Sabía que tenía un pasado, que su padre no había trabajado en la BP y que su madre no paseaba ligerita de ropa en el retiro, sí, sabía que sus padres habían ido a Joguarns y que durante algún tiempo, él fue feliz junto a ellos. Quizás sus nuevos amigos, no le proporcionasen la felicidad que él anhelaba, pero quizás Dambeldor sí…

- Dambel, - dijo Harry mirando la china -. ¿me das un cacho?
- No – dijo -.

Y se largó.
Código: [Seleccionar]


--*--*--

Play with the best, die like the rest!

*

Major_von_Reinhart

  • Überperrus
  • *
  • 1957
  • Sexo: Masculino
  • Héroe
    • Sandglass Patrol
"Parodia" HarryPetas
« Respuesta #1 en: 06 de Febrero de 2006, 03:46:32 am »
¡Qué fuette! :D
Major von Reinhart. Ex Kmdr. des EGr45 "Es ist so schön soldat zu sein"

Retrohistorias

 

Hosting De Calidad desde 4,95 euros

Hosting Wordpress 4,95 euros